Entrevista a KIRIL LAZAROV - BalonmanoVeteranos.comEntrevista a KIRIL LAZAROV - BalonmanoVeteranos.com

LigasEquiposEntrevistasNoticias Multimedia Contacto
Entrevista a KIRIL LAZAROV

Entrevista a KIRIL LAZAROV

Nuevamente viajamos a Nantes en la sección “BalonmanoVeteranos.com entrevista a…” para entrevistar esta vez a uno de los jugadores más letales y elegantes que se pueden encontrar en un lateral derecho, el macedonio Kiril Lazarov.

Un auténtico cañonero con una efectividad a la altura de muy pocos lanzadores. Un jugador tan temido por las defensas y odiado por los porteros, como querido y admirado por los aficionados del planeta balonmano. Pero además de ser efectivo como ninguno, es un jugador de una plasticidad increíble. Un verdadero placer verle jugar siempre porque hace que todo parezca realmente sencillo, cuando lo que hace es francamente complicado.

Tuvimos la enorme fortuna de disfrutar de él durante la temporada que militó en el desaparecido Bm Ciudad Real primero, la temporada siguiente en el también malogrado Bm Atlético de Madrid, y posteriormente sus 4 años el FC Barcelona. En España dejó una huella imborrable como el jugador excepcional que es, de enorme finura en su juego, indescifrable en el lanzamiento para defensas y porteros, y sobre todo un ejemplo de educación y respeto en el 40×20.

Pocos jugadores se toman tan en serio su profesión como Kiro Lazarov. Enormemente profesional, se cuida para seguir siendo uno de los mejores laterales zurdos de la historia del balonmano, y ojalá siga en activo y a este nivel muchos años más para suerte de los buenos aficionados al balonmano. Es perfectamente consciente de la importancia que tiene el entrenamiento, la alimentación, el descanso y la preparación psicológica para afrontar temporadas tan exigentes. Un modelo a imitar por nuestros jóvenes talentos, y un paradigma de que con esfuerzo, sacrificio y mucho trabajo, se pueden lograr grandes metas.

Posee un palmarés envidiable con grandes títulos en cada país en el que ha jugado… Macedonia, Croacia, Hungría, España y Francia. Y pese a que estuvo a las puertas de conseguir 2 Copas de Europa más, cayendo derrotado dos años seguidos en la final ante Kiel y FC Barcelona, si consiguió el ansiado cetro continental en su etapa en la Ciudad Condal.

Pero no solo ha sido importante en todos los clubes en los que ha militado, sino que también viene liderando la selección de Macedonia desde hace años. Cierto es que les ha faltado algo de fortuna y más jugadores de la calidad de Kiro para poder llegar a disputar medallas, pero de lo que no se puede dudar es que siempre han batallado cada torneo y cada encuentro, demostrando ser una selección competitiva que no se rinde ante nadie.

Desde 2017 milita en el Nantes de la Liga Francesa junto a nuestros amigos Alberto Entrerrios y Eduardo Gurbindo, además de otros grandes de nuestro país como David Balaguer, Valero Rivera y el recientemente incorporado Antonio García Robledo. Estaremos muy pendientes un año más de este Nantes, del que esperamos grandes cosas.

 

Muchísima suerte Kiro !!!!


TRAYECTORIA
1997-00 RK Pelister Macedonia
2000-02 Croacia RK Zagreb
2002-07 Veszprém KC Hungría
2007-10 RK Zagreb Croacia
2010-11 Bm Ciudad Real
2011-13 BM Atlético de Madrid
2013-17 FC Barcelona España
2017-Act HBC Nantes Francia


PALMARÉS

RK Pelister

2 Ligas de Macedonia
2 Copas de Macedonia

RK Zagreb
6 Ligas de Croacia
5 Copas Croacia

Veszprém KC
5 Ligas húngaras
5 Copas de Hungría

BM Ciudad Real
Supercopa de España
Copa ASOBAL
Copa del Rey

BM Atlético de Madrid
Supercopa de España
2 Copas del Rey
Mundial de Clubes

FC Barcelona
Copa de Europa
4 Supercopas de España
4 Copas del Rey
2 Mundiales de Clubes
4 Copas ASOBAL
4 Ligas ASOBAL

Nantes
Trofeo de Campeones

Preguntas

Pocos jugadores en la historia del balonmano han tenido la facilidad y elegancia que tú tienes para anotar desde la larga distancia. ¿Dónde se encuentra el secreto de esa efectividad y plasticidad tuyas a la hora de lanzar desde más allá de los 9 metros?

Si, soy un jugador reconocido por mi lanzamiento de larga distancia y por un estilo muy especial. Pero la verdad es que empecé como extremo, pero cómo crecía en altura me acabaron pasando al lateral. Al no ser excesivamente alto había que buscar formas de tirar por encima del bloqueo que los jugadores más grandes ten ponían al estar delante de ti… y también superar a los porteros que se encontraban detrás de ellos. Me llevó muchas horas de trabajo pensando y analizando cómo meter el balón en la portería. De hecho, esto es algo que aún hago, porque al igual que uno mejora, mejoran también las defensas cada año y los porteros. Hay que tener paciencia, fe y creer mucho en sí mismo…

Como buen balcánico, el carácter ganador es una de tus señas de identidad. ¿Va en vuestro ADN o es algo que se os inculca desde pequeño? ¿Cómo se manifiesta ese carácter también en tu vida personal al margen del deporte?

Sabíamos hacer las bromas entre nosotros, solíamos decir que el club en el que no hubiera ningún balcánico en su equipo, nunca ganaría un título grande. Tenemos sangre caliente y eso lo manifestamos en la pista. Siempre queremos ganar, incluso cuando jugamos durante el entrenamiento. Quizá eso lo tenemos muy dentro de nosotros porque cuando fuimos pequeños ninguno tuvo una vida fácil con las guerras que hemos tenido en el pasado y demás momentos malos. Eso te hace más fuerte y ya tienes esa experiencia para ser capaz de sobrevivir.

Todos tus ex compañeros con los que hemos hablado han coincidido en destacar que eres un jugador enormemente profesional, que se cuida mucho y que se entrega al máximo. ¿Uno nace disciplinado o es resultado de las enseñanzas de alguien en particular?

Si es verdad, soy muy disciplinado y profesional, y más a partir de cumplir los 30 años. Me encanta el balonmano y quiero estar el máximo de años jugando a  alto nivel y en los equipos más grandes. Me he sacrificado mucho por cumplir este sueño y por eso estoy muy orgulloso y satisfecho. Creo que puedo ser un buen ejemplo de que si algo mucho, lo puedes conseguir.

He de reconocer que me gusta que haya gente que reconozca esto porque poca gente conoce realmente mi sacrificio durante todos estos años.

Para ser un cañonero de talla mundial, uno debe entrenar mucho y muy duro, ¿qué tipo de entrenamiento especial tienes para que ese brazo izquierdo tenga esa potencia y precisión que tiene?

Hay que entrenar duro y sobre todo más duro cuando eres joven. Creo que conozco mi cuerpo perfectamente y se cómo funciona, y eso me ayuda a estar preparado para entrenar cada día. Muchas veces siento que me falta entrenar aún más duro para estar en forma, pero también hay momentos con los años, cuando siento mi cuerpo cansado, que hablo y pido a los entrenadores descanso para estar bien de nuevo y seguir ayudando al equipo. Es muy importante conocerse si mismo, y creo que durante los años he cogido esa rutina y funciono muy bien.

Habías jugado en Macedonia, Croacia y Hungría antes de llegar a España. ¿Cómo se produce tu fichaje por el Bm Ciudad Real? ¿Qué te atrajo del proyecto y qué conocías de la ciudad antes de llegar?

He cambiado muchas veces de país, jugando en países que significan mucho en el mundo del balonmano. La decisión de venir a jugar a España fue una decisión perfecta para mí porque me hizo nacer de nuevo como jugador y como persona también. En aquellos momentos Ciudad Real era unos de los más grandes clubes del mundo, ganando casi todo todos los años títulos importantes. Recibí una llamada de Talant Dujsebaev y no dudé un instante en aceptar su oferta. Me sentí muy bien jugando en el Bm Ciudad Real, trabajando con Talant y Raul. Creo que aquella fue una de las mejores decisiones en mi vida deportiva.

Una temporada en Ciudad Real más las dos que supuso la continuación del Bm Atlético de Madrid. ¿Qué recuerdas de aquella etapa y de lo insólito que resultó entrenar y vivir en Ciudad Real para luego desplazarse a Madrid a jugar?

Teníamos que cambiar el nombre del club y cambiar la ciudad para jugar, pero se trataba del mismo club. Un año vivíamos en Ciudad Real y jugábamos en Madrid. Esta fue las temporada más dura de mi carrera. Cuando jugábamos en casa también teníamos que viajar y así todo el año…

Imaginamos que dos de los principales recuerdos, para nada positivos, fueron las dos derrotas en la final de la Copa de Europa, una con el Bm Ciudad Real y otra con el Bm Atlético de Madrid, en años consecutivos además. ¿Cómo viviste aquella situación, cómo la vivió el vestuario? ¿Qué aprende uno de las derrotas de esa envergadura?

Llegar a 2 finales de la Liga de Campeones no es fácil, sobretodo en 2 años consecutivos. Faltó poco para ganar, pero no tuvimos suerte con las lesiones y en las semifinales no estuvimos completos. Barca y Kiel estuvieron mejores y merecieron ganar, pero hay que decir que Ciudad Real ya no estaba como antes, se sentía la crisis económica y los jugadores empezaron buscarse la vida…

Cuando pierdes una final es normal que estás decepcionado y cuando pierdes 2 finales en 2 años aún más… Pero eso no era el problema más grande, el verdadero problema era que el  club desapareció después demasiado rápido. Con la desaparición perdió mucho el balonmano europeo y mucho más el balonmano español.

Aparece el gran rival de la época para ficharte y dejas Madrid para poner rumbo a Barcelona donde consigues nuevamente muchos títulos, pero sobre todo y por fin, la ansiada Copa de Europa. ¿Qué supuso para ti conseguir ese trofeo? ¿Consiguió liberarte de la presión extra que suponía tu deseo de alcanzarla?

Era un sueño desde pequeño jugar algún día en FC Barcelona. Sueño que se cumplió, como también se cumplió el sueño de ganar la Liga de Campeones jugando en tu equipo preferido. Se acumuló mucha presión por conseguir este título, pero al final se consiguió… Viví por esto muchos años, así que lograrlo fue toda una alegría para mí.

Un total de 4 temporadas en el FC Barcelona. ¿Qué destacarías del club que le diferencia del resto de clubes en los que has militado? ¿Qué le hace especial y diferente?

Creo que Barça y Kiel son los clubes más grandes en el mundo del balonmano. El Barça tiene ventaja porque ha ganado más títulos de Campeón de Europa. Allí pasé 4 años inolvidables, bajo la dirección de Pasqui, al que respeto mucho,  hemos colaborado muy bien y fui muy feliz de haber pasado parte de mi vida allí. La camiseta del Barça pesa mucho y para estar ahí tienes que tener mucho carácter y calidad, sino, vas a desaparecer rápido de allí. Nadie te mete presión pero tú la notas en aire, por eso el Barça es más que un club…

Desde 2017 militas en el Nantes de la Liga Francesa. ¿Qué te atrajo de su proyecto para que finalmente te decantaras por ellos? ¿Qué atractivos tiene la actual liga francesa con respecto al resto de grandes liga? ¿Qué le falta para convertirse en la primera liga europea?

La Liga Francesa es toda una nueva experiencia para mi en la vida. Cada año la liga mejora y es una liga muy difícil de jugar, nunca puedes decir que este u otro partido lo vas a ganar…nunca se sabe, incluso cuando juegas contra el último de la clasificación. Es una liga muy dura y muy física. Cada año todos equipos mejoran y hay estar siempre atento, no te puedes relajar ningún segundo. Estoy muy contento de haber elegido Nantes, como club está creciendo y tiene mucha ambición para el futuro.

En Francia compartes vestuario con Eduardo Gurbindo, David Balaguer o Alberto Entrerrios, es ya el primer entrenador del equipo. ¿Qué aportan los hispanos al grupo, al juego y ti personalmente? ¿Qué costumbres españolas has incorporado a tu vida habitual?

Es una ventaja tenerles todos. Con todos he jugado antes, eran mis ex compañeros de  clubes antiguos. Alberto propone el sistema español que conozco y me facilita mucho. Vamos a ver que temporada somos capaces de hacer este año. Tenemos mucha ilusión y ambición.

Para un balcánico siempre es especial y todo un orgullo representar a su país a través de la selección, pero es que además eres uno de los pilares fundamentales de Macedonia. ¿Qué significa para ti vestir los colores de tu selección? ¿Qué le falta a Macedonia para ponerse al nivel de las potencias que ganan medallas?

Llevo con orgullo la camiseta de Macedonia desde hace ya mucho años. Estuvimos cerca algunas veces de luchar por medallas… pero no pudo ser. El balonmano es el deporte número uno en nuestro país. Hay muchos niños que aman el balonmano.

Algún día llegará la primera medalla, hay que trabajar con mucha ilusión y calidad y sobre todo hay que creer en ello. Siempre tienes que tener ambiciones altas si quieres hacer algo grande.

Nadie quiere que Kiro Lazarov deje las pistas ni deje de hacernos disfrutar con su juego, pero todas las etapas tienen un principio y un final. ¿Tienes alguna fecha en mente o todo dependerá de las sensaciones tras cada temporada y las ganas de seguir? Más a largo plazo… ¿seguirás vinculado al balonmano cuando cuelgues las zapatillas o abrirás una nueva etapa lejos del balonmano?

Eso lo tengo claro y no me preocupa nada, sé que mi carrera profesional se está acercando a su término, y me voy a quedar en el balonmano seguro. Desde hace algún tiempo me estoy preparando para cuando termine mi etapa como jugador. Siempre he buscado retos en mi vida,  y me hace feliz intentar cumplirlos. El reto no es ponerme en una oficina, tengo mucha ilusión por ser entrenador y me preparo para esto poco a poco…

Copyright 2019 - BalonmanoVeteranos.com. - Powered by jmmunozsantos.es