Entrevista a.. JUAN ANDREU - BalonmanoVeteranos.comEntrevista a.. JUAN ANDREU - BalonmanoVeteranos.com

LigasEquiposEntrevistasReportajesNoticias Multimedia Contacto
Entrevista a.. JUAN ANDREU

Entrevista a.. JUAN ANDREU

Acento y poderío andaluz en la línea de 6 metros, y es que recibimos al pivote sevillano Juan Andreu.

Desde el desaparecido Bm Rochelambert de Sevilla dio el salto al Granollers primero y posteriormente al Ademar de León. Luego, Alemania y Francia han sido sus destinos. Hannover en la Bundesliga, y Pays d´Aix y  el Limoges desde 2019 en la Starligue.

Su dilatada trayectoria tiene muchos e importantes hitos como un subcampeonato en la Recopa de Europa en 2010, dos terceros puestos en Liga Asobal o unos Cuartos de final de la Champions League en 2012.

Siendo como es un enorme y talentoso pivote, ha sido internacional con la Selección Española en 52 ocasiones. Con los Hispanos disputó el Mundial de Croacia 2009 y el Campeonato de Europa de 2014, donde conquistó la medalla de Bronce.

Un sevillano que además es un ferviente sevillista…


TRAYECTORIA

2000-04 Bm Rochelambert Sevilla
2004-09 Bm Granollers
2009-12 Ademar de León
2012-15 TSV Hannover (Alemania)
2015-19 Pays d’Aix Université Club Handball (Francia)
2019-Act Limoges Hand (Francia)

 


PALMARÉS

Medalla de Bronce en el Campeonato de Europa de 2014 (Selección Española)

 

 

 

Preguntas

Eres uno de los grandes exponentes del balonmano sevillano a lo largo de toda su historia… ¿Cómo, cuándo y por qué te iniciaste en el balonmano? ¿Quién fue la persona clave de tu niñez para engancharte definitivamente a nuestro deporte?

Pues empecé jugando en mi colegio. Y empecé jugando porque en mi colegio en esa época, ahora por lo visto no es así, no podías escoger fútbol como deporte extraescolar hasta cadetes. Me parece una idea fantástica porque todos los niños nos hubiéramos ido directos a fútbol…yo el primero… si hubiéramos tenido la oportunidad. Podíamos escoger entre baloncesto, voleibol y balonmano. Y yo escogí balonmano. No sé muy bien por qué.

En el deporte de base fue tal vez Fernando Castelló el entrenador que más me marcó, por los años que me entrenó y porque después hizo un poco de puente para que me fuera del equipo de mi colegio, el San José SS CC, al Club Bm Rochelambert, el club que era el referente de balonmano en la provincia. Sigo teniendo todavía buena relación con él.

Ocupando la posición de pivote donde vienes demostrando una enorme capacidad para ganar la posición, conseguir bloqueos para la primera línea, agarrar casi cualquier pase, y llevar a la red la inmensa mayoría de los balones que te llegan. ¿Fue la de pivote tu primera posición en el 40×20 o llegaste a los 6 metros tras haber ocupado la primera línea? ¿Qué destacarías como lo principal de un pivote en los esquemas de ataque de un equipo? ¿Es quizá el balonmano español uno de los que más importancia y peso le da al juego con el pivote?

Creo que pocos pivotes han sido pivotes toda su vida. Yo comencé de lateral izquierdo. Era tal vez el jugador más grande de mi generación en Andalucía. Hasta juveniles no me iba mal de lateral izquierdo, metía bastantes goles pero todo era basado en la superioridad física. Ya se iba viendo una falta de velocidad y agilidad. Y cuando me subían a entrenar con categorías superiores ya me ponían de pivote.

Respecto a la importancia de mi puesto en el juego, estoy totalmente de acuerdo. El balonmano español es el balonmano que ha puesto más énfasis en el puesto de pivote. La razón es clara, se da una situación más clara de gol en los 6 metros que tirando de fuera. El pivote es pieza clave en los ataques. Se encarga de abrir espacios con sus bloqueos y de crear fallos en los cambios de oponente con sus deslizamientos.

Una posición en la que hemos visto jugadores sumamente espectaculares por su velocidad en el giro, su variedad de lanzamientos de habilidad o su potencia física… ¿Qué pivotes fueron los que más te marcaron de joven y te inspiraron? ¿Cuál sería tu top 5 de pivotes españoles de la historia y cual tu top 5 de pivotes internacionales?

Mi top 5 de pivotes internacionales estaría compuesto por Christian Schwarzer, Markus Ahlm, Bertrand Gille, Julen Aguinagalde y Ludovic Fabregas.

Mi top 5 de españoles serían Julen Aguinagalde, Rolando Uríos, Rubén Garabaya, Héctor Castresana y Rafa Baena.

Desde el año 2000 dando Guerra en los 6 metros, y con cuerda para rato. ¿Cómo definirías tu paso por cada uno de los equipos en los que has militado?

ROCHELAMBERT SEVILLA: Fue el principio de la historia. Fue donde me di cuenta que, tal vez, con mucha suerte y trabajo, algún día podría llegar a vivir de esto.

GRANOLLERS: Creía que sabía jugar a balonmano hasta que llegué a Granollers y me di cuenta que había mucho más. Allí pasé 7 años de mi carrera. Allí es donde me convertí en jugador de balonmano.

ADEMAR DE LEÓN: A cada equipo que llegaba subía un pequeño escalón. En Granollers era internacional absoluto y ya tenía mi estatus en el equipo. Llegué a León y tuve que volver a ganármelo todo. Allí estaban algunos de los mejores jugadores de Europa. Mi último año allí creo que es la mejor plantilla en la que he jugado. Y quitando los problemas económicos, la temporada en la que mejor me lo he pasado en mi carrera a nivel de balonmano y de compañeros.

TSV HANNOVER: Me tengo que ir de España por los problemas económicos y llego a la mejor liga del mundo. Cada vez que íbamos a jugar al pabellón de cualquier equipo era como un niño entrando en una juguetería. Me fijaba en todo. Envidiaba todo. Me daba cuenta que lo que había vivido en España era amateur y todo lo que pasaba aquí era profesional. Fueron tres años muy buenos en Alemania, consiguiendo la primera clasificación europea para el club. Tal vez es al club al que le guardo más cariño.

PAYS DÁIX: Por mucho que disfrutase jugar en Alemania, el ritmo de partidos es muy duro y me apetecía buscar otros desafíos. El proyecto de Aix era impresionante: pabellón nuevo, presupuestos que se iban a ir por encima de los 6 millones de euros en un par de años… Pasé 4 años muy buenos allí. Fui parte de un proyecto que se iba haciendo cada vez más grande. Es una pena que parezca que se ha estancado todo un poco por ahí.

LIMOGES: Con 34 años, Aix decide que no me quieren renovar. Yo todavía me encuentro con ganas de competir y no se me pasa todavía por la cabeza volver a España. Al principio soy un poco reticente a jugar en 2ª división, pero rápidamente me venden un proyecto increíble y me apeteció el desafío. Ya hemos cumplido el primer paso del proyecto que era subir a Primera. El club es la envidia de Francia a nivel de gestión. Si conseguimos mantenernos durante un par de años en la máxima categoría, no dudo que a corto plazo será uno de los clubes punteros de Francia. Aunque me parece que ya no podré verlo desde la pista.

Has vivido en Alemania y Francia, además de en distintas ciudades españolas. ¿Qué te ha aportado a nivel personal y también deportivo, el paso por distintos países, culturas y formas de entender la vida? ¿En qué lugar te encontraste con diferencias culturales más acentuadas? ¿Qué costumbres de otras culturas has hecho tuyas?

Lo más importante que te aporta son dos nuevos idiomas. La cultura francesa es muy parecida a la española, no ha habido un gran choque por esta parte. Tal vez los horarios de las comidas. Pero la alemana ya es más complicada. Empezando por el idioma. Yo fiché por Hannover dos semanas antes de empezar la pretemporada y fui allí sin saber nada de alemán. Ni los colores, ni los números, nada. Esperaba gente más callada y menos abierta que en España pero no me encontré eso, me encontré gente muy abierta y siempre dispuesta a ayudar.

Sobre lo de ¿qué costumbres he hecho mías? Comer antes. Aquí en Francia comemos entre las 12 y las 12:30 y cenamos entre las 20 y las 20:30. Es verdad que me es casi imposible mantener esos horarios cuando vuelvo a España en vacaciones. Pero me parece que tienen más sentido.

Alemania siempre ha sido un referente mundial por el calado que nuestro deporte tiene en aquellas latitudes, la gran afluencia de público, la salud económica de sus clubes… ¿Qué destacarías como lo más interesante de la Bundesliga? ¿Qué cosas a imitar tendríamos que copiar o mejorar? ¿Cómo definirías el tipo de balonmano que se practica allí y que cosas positivas y negativas remarcarías?

Lo primero, la profesionalidad. A nivel de liga, a nivel de club y a nivel deportivo. Yo creo que allí el deporte lo ven de una manera diferente, menos pasional, más un acto familiar. Hay muchos partidos a las 15h o a las 17h y antes de los partidos, alrededor del pabellón, se juntan las familias para comer y para beber cervezas. Es un acto social. Luego es verdad que son un público menos caliente que el español, pero son más fieles.

La Bundesliga es un balonmano más físico. Llegar y lanzar. Sacar rápido. No digo que sea ni mejor ni peor, tan solo distinto al balonmano que conocemos.

Desde 2015 estás en Francia donde se han hecho las cosas muy bien hasta el punto de que es liga de referencia en la actualidad. ¿Qué destacarías como lo más interesante de la Star Ligue? ¿Qué cosas a imitar tendríamos que copiar o mejorar? ¿Cómo definirías el tipo de balonmano que se practica allí y que cosas positivas y negativas remarcarías?

Lo más interesante de la liga francesa es el proceso que les ha llevado de ser una liga casi residual en Europa hace 15 años a pelearle el trono a la Bundesliga en la actualidad. Yo obligaría a cada equipo de Asobal a que mandara un trabajador a un club homólogo en Francia para ver cómo lo hacen. Lo mismo haría con la Asobal, que mandasen a alguien a la liga francesa y les explicasen cómo han llegado hasta aquí.

La liga francesa tal vez sea una mezcla del balonmano español y del balonmano alemán. Con el dinero han ido viniendo cada vez jugadores más importantes, más potentes, pero también atraen entrenadores españoles y cada vez más equipos intentan practicar nuestro balonmano.

Subcampeón de la Recopa de Europa en 2010, dos veces tercero en Liga Asobal, cuartos de final de la Champions League 2011-2012… ¿Cómo de injusto es el deporte y cuánto de irreal es la expresión de que si quieres, trabajas duro y te dejas el alma, todo se puede conseguir? ¿Qué título te hubiera gustado levantar de manera especial?

No creo que el deporte sea injusto. ¿Quién me dice a mí que aunque yo haya entrenado mucho mi contrincante no ha entrenado el doble? Yo creo que el deporte es de las cosas más justas que hay en la vida y acaba poniendo a cada cual en su sitio.

Tengo dos espinitas: la primera haber ganado un Oro con España. Es verdad que siempre que iba a la selección lo hacía desde un rol muy secundario pero haber ganado un oro con tu país tiene que ser de las sensaciones más bonitas del mundo. Dos veces, en 2014 y 2015, nos eliminó en semifinales la que tal vez sea una de las mejores generaciones de la historia del deporte, Francia, y las dos veces estuvimos cerca de ganarles.

La otra espinita no es un título, es poder haber llegado a la Final4 de la temporada 2011/12. Fue un año complicadísimo para nosotros en el Ademar. Impagos, no recibimos nuestro sueldo completo ningún mes, y casi nada de dinero desde enero. El ambiente con la directiva era irrespirable pero en el vestuario sabíamos que podíamos hacer grandes cosas. Ganamos de 11 al Füchse en casa en cuartos y pensamos que ya estábamos clasificados. Y no.

Has sido internacional absoluto en 52 ocasiones disputando el Mundial de Croacia de 2009 y conquistando una Medalla de Bronce en el Campeonato de Europa de 2014. ¿Qué ha significado para ti vestir y defender los colores de nuestro país? ¿Cómo viviste la amargura de perder unas semifinales y la alegría casi inmediata de alcanzar un bronce europeo?

Como deportista no hay nada más grande. No lo hay. Estar jugando contra los mejores del mundo, de igual a igual, defendiendo a tu país.

He perdido dos semifinales. Las dos seguidas. Las dos contra Francia. Es muy duro, sabes que va a ser difícil pero lo afrontas pensando en que vas a ganar.

Perder una semifinal es muy jodido pero no tienes tiempo para lamentarte porque en menos de 48h tienes que luchar por una medalla. Es mucho peor perder en la lucha por el bronce. Ahí sí que se te queda cara de gilipollas.

La Selección está marcando época desde hace unos años con medallas en prácticamente todas las citas importantes; nuestros entrenadores son referencia mundial y sinónimo de éxitos; nuestros jugadores son también pieza clave en los principales equipos europeos… ¿Por qué en España no tenemos una gran competición? ¿Por qué no hay inversión de empresas? ¿Por qué los pabellones no registran los índices de asistencia o seguimiento que provoca la selección? ¿Qué pasa en España?

Lo primero que pasa en España es que no hay dinero. Punto. Si vamos a un análisis más profundo es que cuando teníamos dinero no lo invertimos en crear estructuras en los clubes, lo invertimos en fichar jugadores. El año pasado escuché a Olivier Girault, Presidente de la Liga Francesa, decir que cuando los equipos subían a segunda les obligaban a contratar a un responsable de marketing. Alguien con titulación que se dedicase en exclusiva a ese trabajo. Obligados por la liga. Eso en España no existe. O no existe en la mayoría de clubes o está infra pagado. En España ese dinero se prefiere gastar en un jugador extranjero que normalmente a la larga ha sido una pérdida de dinero.

Sois muchos los talentosos jugadores españoles que estáis repartidos por toda Europa, y estamos empezando a ver el regreso de algunos de ellos para terminar sus trayectorias en España, algo que será una muy buena noticia porque subirá el nivel y sobre todo, ayudará a que los más jóvenes que compartan vestuario, mejoren sensiblemente. ¿Será ese también tu caso? ¿Tu idea será jugar tus últimos años en la Liga Asobal?

No me lo he planteado todavía, la verdad. Tengo claro que quiero volver a casa. Pero la verdad es que de momento estoy muy bien en Francia.

Todos queremos seguir viéndote guerrear en los 6 metros muchos años más, pero… ¿Qué planes de futuro tiene Juan Andreu para cuando decida dejar el 40×20? ¿Serán los banquillos tu destino o todo lo contrario? ¿Será Sevilla tu ciudad de residencia final?

La idea es volver a Sevilla. Me gustaría seguir vinculado de alguna forma al balonmano, pero eso lo tendremos que ir viendo.

Hablando precisamente de Sevilla, y del Sevilla FC del que eres ferviente aficionado… ¿cómo van esas “negociaciones” para que el club se anime a crear una sección competitiva? ¿Pese a que todo empezó un poco de broma, la cosa va calando a orillas del Nervión? ¿Y si fuera el Betis el primer club andaluz en dar ese paso?

Lo veo bastante complicado, la verdad. Sinceramente creo que es un proyecto factible, pero por desgracia no veo al Sevilla dando el paso adelante. Si fuese el Betis el que sacase el proyecto sería buenísimo para el balonmano andaluz, pero por desgracia yo no estaría involucrado.

No podemos olvidarnos de los Veteranos de Sevilla que son pieza clave en ese Circuito Andaluz de Balonmano Veterano y que seguro que te insisten en que allí tienes tu casa. ¿Qué te parece este resurgir del balonmano veterano en general y del sevillano en particular? ¿Te veremos allí alguna vez compartiendo pista, torneo y tercer tiempo con esa gente maravillosa?

Solo tengo buenas palabras para el balonmano veterano sevillano. He jugado con muchos de ellos, otros han sido entrenadores míos y por supuesto que en un futuro bastante cercano estaré jugando con ellos. Están muy implicados en ayudar al balonmano sevillano y cualquier ayuda para nuestro balonmano es bienvenida.

Copyright 2019 - BalonmanoVeteranos.com. - Powered by jmmunozsantos.es